InicioForo ABC del acuarista │Todo sobre pecesEnfermedades │ BiologíaAtlas de peces Atlas de plantas │Todo sobre filtraciónAnfibios y reptiles  │ Alimentos vivos

BUSCADOR

Buscar en El Acuarista

 

FORO DE EL ACUARISTA
El foro más completo sobre acuarismo en idioma español

Sitios Comerciales sugeridos en Argentina
NOVEDADES Y SERVICIOS

PÁGINA DE CONTENIDO

Las novedades sobre peces argentinos están en
www.pecescriollos.de

 

PAÍSES EN EL ACUARISTA

VENEZUELA

COMUNIDADES VIRTUALES
 
ENLACES
4.000 enlaces seleccionados  por temas
 Asociaciones de aficionados

 Ciencias Naturales (Enlaces)
 Acuarios de todo el mundo
 Sitios amigos
 
Las Islas Malvinas son Argentinas

Ver más
imagen: Revista-Zoom
El Acuarista®>Secciones>Peces>Rocio octofasciata (Blue Dempsey)
 











Foto © Marcelo Casacuberta
Rocio octofasciata
(Blue Dempsey)
Un pez nacido en la Argentina.

 

Todos los años se introducen al mercado internacional nuevas variedades de peces. La mayoría de ellas son producto de mutaciones que posteriormente se fijan por retrocruzas. Otras son hibridizaciones (indeseables para los verdaderos acuaristas) y por último, más recientemente, la manipulación genética que produce verdaderas aberraciones.
En tales condiciones cada tanto aparecen espontáneamente crías que se diferencian de sus hermanos y que son utilizadas para comenzar una nueva línea en la cual se trata de fijar los nuevos rasgos.
Esto suele ser  común en los grandes criaderos de Oriente, donde anualmente se producen cientos de millones de peces.

Menos común son las variedades híbridas, es decir, aquellas que son producto de la cruza de dos o más especies próximas. Que los híbridos sean menos abundantes se debe, por lo general, a que la cruza entre especies próximas suele dar como descendencia peces infértiles y no siempre es posible fijar los rasgos que nos interesan.

Por último, vale destacar que las grandes factorías establecidas en Oriente cuentan con un apoyo científico y técnico muy importante: biólogos, genetistas, ictiólogos, etc., todos respaldando el trabajo de los criadores. Todo ello sin hablar de las ventajas de contar con espacio casi ilimitado para experimentar, clima tropical todo el año y facilidades para suministrar alimento vivo.

En nuestro país es mucho más difícil dedicar tiempo, esfuerzos y espacio para trabajar con nuevas variedades. Los criadores deben utilizar sus modestas instalaciones para criar peces que le permitan vivir y no siempre disponen del tiempo y el dinero que es necesario invertir en el desarrollo de una mutación que tal vez nunca pueda ser criada en escala comercial.

Sin embargo, con una cuota muy alta de criterio amateur, con empeño y con la suma de voluntades, en la Argentina se llevó a cabo la "fabricación" de un nuevo pez. Su creador lo denominó "Blue Pacificum" y esta es parte de su historia.

Muchos descubrimientos importantes comienzan a partir de algún accidente (y, a veces, por un error). 
Muchos más por el empeño que ponen en su trabajo quienes le tienen cariño a lo que hacen. Y este es el caso del Blue pacificum, nombre que bautizó a un hermoso cíclido de intenso color azul turquesa metalizado que se desarrolló con mucho cariño en el criadero de Héctor Luzardo, un uruguayo por nacimiento pero argentino por vocación.
Luzardo tuvo una larga trayectoria como criador de peces y nunca rehuyó a ningún desafío cuando se trataba de reproducirlos. De ese modo, cada tanto algún amigo o colega le regalaba peces que, o bien no había podido reproducir o bien resultan incompatibles para determinado tipo de acuarios. A eso se sumaban los peces que por propia iniciativa decidía criar, muchas veces llegados desde Uruguay u otros países.
Así pasaron por sus manos (por sus acuarios) cíclidos, ciprinodóntidos, calíctidos, anabántidos, pecílidos y cuanto pez uno se imagine. Cada uno de ellos fue sometido a la experiencia de reproducirse en cautividad, las más de las veces con muchísimas dificultades.
Con la muerte de Luzardo no sólo se perdió un excelente criador sino un ser humano con extraordinarias cualidades, un amigo de esos que se extrañan toda la vida, un amante de la política comprometido con la realidad y un conocedor de la naturaleza como hubo pocos. Quienes somos sus amigos lo recordamos
como ese gran hombre que fue.

Hace ya algunos años un amigo le obsequió a Luzardo una pareja de Rocio octofasciata (o si lo prefieren: Cichlasoma biocellatum), a quien también  se las había obsequiado otro amigo a quien por su agresividad le alteraban la tranquilidad del acuario comunitario.

Con el transcurso del tiempo de todos los grandes cíclidos que mantenía Luzardo solamente quedaron en el criadero los ejemplares de Jack Dempsey (Rocio octofasciata), los cuales daban descendencias que no ofrecían diferencias con los demás miembros de la especie. De esos ejemplares se vendieron cientos hasta que el mercado no aceptó más. 
Luzardo regaló algunos ejemplares jóvenes que le quedaban y dio por finalizada la experiencia de criar Jack Dempsey ya que ocupaban un espacio muy necesario para criar otros peces.

Transcurrido un tiempo, ya en 1985, el amigo a quien le había obsequiado esos ejemplares jóvenes de Jack Dempsey, le devolvió una pareja que en su acuario comunitario desovaba pero nunca había logrado que las crías llegaran a subsistir porque terminaban siendo engullidos por los demás habitantes del acuario.

Y es aquí donde realmente comienza la verdadera historia del Blue Pacíficum, nombre que le dio Luzardo para identificar los hábitos de esta nueva variedad.
Efectivamente, Rocio octofasciata
azul es un cíclido pacífico, que en nada asemeja su comportamiento al de sus parientes silvestres.

Colocados en un acuario para ellos solos, los Jack Dempsey no tardaron en desovar, produciendo alrededor de 2000 huevos por tanda. En la medida que los alevines iban creciendo, alrededor de 20 días después de nacer, se trasladaban las crías a nuevos acuarios. 

En una de las tantas revisiones diarias que Luzardo realiza en el criadero, observó que una pequeña cantidad de crías de Jack Dempsey, se agrupaban en un rincón del acuario, mientras los restantes nadaban libremente. Sobre el grupo arrinconado, dos ejemplares flotaban con las aletas y algunas escamas destruidas. Una observación más minuciosa permitió descubrir que los agrupados no poseían la misma coloración que los restantes, hecho que alertó  Luzardo sobre una posible enfermedad. De inmediato fueron trasladados a un acuario separado, donde pudo observar más detenidamente otros rasgos que llamaban la atención.
Sin embargo no había síntomas de enfermedad por lo que quedaron en observación.

Después de transcurrido algún tiempo, los ejemplares separados presentaban una coloración nítidamente azulada por lo que ya no quedaban dudas sobre la aparición de una mutación. Mutación que, por otro lado, no había sido observada en desoves anteriores. Esto no quiere decir que no la hubiera, pero teniendo en cuenta que los Jack Dempsey aún de muy jóvenes tienen la agresividad propia de un cíclido, es muy probable que la pequeña cantidad de "mutantes" haya sido destruida por sus propios hermanos.

Ni hablar de cruzar dos ejemplares azules entre sí. No se conoce un solo reporte de cría exitosa en todo el mundo, pese a que se llevan vendidos muchos miles de pequeños Blue Pacificum o Blue Dempsey. Cabe destacar que la cría exitosa no se ha reportado en el exterior, pero en el criadero que años atrás dirigía Luzardo hay parejas de Blue Dempsey (ambos azules) produciendo descendientes iguales a los padres.

En la actualidad el criadero que fuera de Luzardo está criando prácticamente para la exportación a Estados Unidos y Japón, mientras encara un nuevo proyecto para incrementar la producción con la finalidad de exportarlo también a Europa.

Cabe destacar que en marzo del 2000, la revista Tropical Fish Hobbyist (TFH) dedicó una nota al "Dempsey Blue" (nota que se puede consultar haciendo "clic" más abajo). A partir de ese momento el mundo del acuarismo descubrió el nuevo cíclido, hecho que produjo gran demanda de los aficionados de  todo el mundo. A partir de ese momento un aluvión de pedidos llega regularmente al criadero de Luzardo.

Sin que haya perdido su modestia por haber pasado del anonimato a la celebridad, Luzardo sigu trabajando en su criadero de Villa Adelina, multiplicando en lo posible los reproductores de Blue Dempsey, pero sin perder la perspectiva de encarar nuevas experiencias.

Junto a Blue Dempsey pudimos ver en el criadero las diversas variedades de color de Discus que allí se criaban, Scalares, Cíclidos africanos, Corydoras de diversas especies, killis y otros peces poco comunes que son la demostración práctica de que Héctor Luzardo no se deslumbraba por las tapas de las revistas especializadas y mantuvo latente en su corazón el espíritu de aficionado con el cual comenzó a criar peces.

 >>>Más sobre el Blue Dempsey 
 >>>Nota Revista T.F.H. sobre Blue Dempsey (en inglés)

 El Acuarista te ofrece una opción accesible para publicitar tu establecimiento. Consultas aquí

NOTAS RECOMENDADAS


Todo sobre alimentos vivos


Crónica de un viaje a Senegal


Todo sobre Discus


Todo sobre Axolotes

Todo sobre los Tetras

Todo sobre
Betta splendens

Buscar en

Buscador provisto por Sitelevel 

El Acuarista junto a los acuaristas latinoamericanos
Argentina Uruguay Chile Venezuela Cuba En El Acuarista Colombia Brasil Bolivia Mexico   EcuadorNicaragua en El Acuarista El Salvador Perú Honduras República Dominicana Puerto Rico Paraguay

SERVICIOS

 
Buscar en El Acuarista

Foros  por e-mail

Regístrate en  El Acuarista

Agrega El Acuarista a tus Favoritos

El Acuarista tu página inicial

Página de Contenido

Software

 
Cómo participar en El Acuarista

COMERCIALES

TRADUCE ESTA PÁGINA
English translater On Line:
http://babelfish.altavista.com/tr
http://www.systransoft.com/  

ASOCIACIONES Y CLUBES

Asociaciones de  Acuarismo  latinoamericanas
Asociaciones de acuarismo
de todo el mundo

 

EL ACUARISTA

 Hablemos de El Acuarista

NUESTROS PROYECTOS

  NUESTRA MÚSICA  
 LATINOAMERICANA
(en formatos ram y mp3)

 
Página de Contenido
 

¿Qué es y cómo funciona Internet?
A mediados de la década del 70 DARPA (Defense Advanced Research Projects) comienza a trabajar para crear una tecnología que fuera capaz de... más

El Acuarista es marca registrada. Los contenidos no firmados (textos y fotos) pertenecen a Roberto Petracini y están protegidos por la legislación vigente. No obstante se podrán reproducir libremente, sin fines comerciales, mencionando autor y URL de origen. En cambio no se autoriza la reproducción de aquellos contenidos que están protegidos con © los cuales deberán contar con el permiso del autor. Copyright 2010-2012 www.elacuarista.com - Página configurada para 1024x768 píxeles
n